Breve historia y ventajas del business intelligence software

Desde hace décadas, la necesidad de llevar a cabo los procesos de administración y gestión empresarial de manera mucho más ágil, rápida y sencilla fue creciendo y con la llegada, avances y desarrollo de la tecnología las ideas se fueron materializando.

Las tareas de administración de una empresa se podrían dividir en cinco: medir, analizar, planear, ejecutar y supervisar. Todas estas funciones se han llevado a cabo históricamente en diferentes áreas por diferentes expertos en cada tarea, pero la idea de tener una herramienta que pudiese realizar todas estas tareas ha estado presente desde hace mucho tiempo y, por supuesto, ha resultado ser muy atractiva.

Es así como nace la idea del business intelligence software, desde luego que en un inicio no tenía este nombre como tal, pero se tenía la idea de crear una herramienta que funcionara de manera muy similar a lo que este sistema informático actual es.

La idea inicial fue crear un sistema que tuviera la habilidad para transformar los datos generados y derivados de las operaciones de una empresa en información y a su vez transformar esta información en conocimiento, de manera que dicho conocimiento pudiese ser utilizado para mejorar y optimizar los diferentes procesos que se llevan a cabo en una empresa, pero sobre todo para utilizar este conocimiento para facilitar el proceso de toma de decisiones en los negocios y la generación de estrategias de mercado y competencia.

La primera idea al respecto no fue tan elaborada, pero en 1969 se sugirió, y fue el punto de partida, la creación de lo que hoy se conoce como base de datos. Durante la década de los años 70 la idea se materializó y se comenzaron a utilizar las primeras bases de datos y se desarrollaron lo que se podría considerar como las primeras aplicaciones o programas para la administración empresarial.

Las aplicaciones desarrolladas en esta época fueron bastante útiles pues permitían ingresar la información de manera rápida y garantizaban su conservación y registro, pero los sistemas no eran lo suficientemente rápidos al momento de proporcionar la información requerida por el usuario, por lo que el acceso a la información no era fácil en absoluto.

En la década de los años 80 el desarrollo de sistemas siguió avanzando y se crearon nuevas opciones e implementaron algunas nuevas funciones, pero los sistemas seguían siendo incapaces de proporcionar la información de manera fácil y rápida. Los sistemas eran potentes y excelentes bases de datos, con gran capacidad de almacenamiento, pero de difícil aprovechamiento. Fue hasta finales de esta década cuando se comenzó a utilizar el término business intelligence software.

Con el avance de la tecnología y el crecimiento rápido de los sistemas computacionales que se dio en la década de los 90’s se comenzaron a desarrollar cada vez más programas de cómputo con el objetivo de facilitar las tareas en diferentes áreas de las empresas, y estos sistemas, programas y aplicaciones al fin eran capaces de facilitar y agilizar el acceso a la información contenida, sin embargo estas herramientas resultaban bastante caras y eran difíciles de manejar e implementar.

Pero para la primera década del siglo XXI el avance y las ideas que se habían tenido décadas anteriores finalmente se materializaron por completo y se logró el desarrollo de programas y sistemas de administración y gestión empresarial realmente útiles y funcionales, aplicaciones con la capacidad de recibir, procesar y generar información que pudiese ser utilizada por los usuarios para la toma de decisiones y generación de estrategias.

Además, muchas compañías desarrolladoras agregaron funciones adicionales a sus programas, crearon sistemas especializados en determinadas tareas y los diseñaron para que su uso fuera rápido, sencillo y seguro. Desde hace alrededor de quince años es posible implementar un sistema en una empresa para almacenar y ordenar la información, transformar esta información en conocimiento y utilizar este conocimiento para tomar decisiones que sirvan para lograr el crecimiento, desarrollo y éxito de una empresa.

La concepción y perfeccionamiento del business intelligence software ha contribuido a la mejora y optimización de los procesos de las empresas que lo utilizan, pues su implementación ofrece grandes ventajas al usuario y a la organización.

Entre las ventajas principales del uso de estos sistemas están el aumento de la productividad, la reducción de costos y, en consecuencia, el incremento en los ingresos. Esto se debe a que el programa facilita y agiliza muchos de los procesos de la empresa, lo que hace que el trabajo de producción sea mucho más rápido. Por su parte, los costos disminuyen ya que se requiere una cantidad menor de personal para llevar a cabo la administración de la información y las tareas, por lo tanto las ganancias tienden a incrementar.

Este tipo de herramientas no solo reciben, ordenan y procesan información, también son capaces de llevar a cabo análisis automáticos de datos, generar información en forma de reportes, simulaciones y proyecciones, para que sea utilizada por los empresarios. Esto también ahorra tiempo, dinero y esfuerzo.

Los análisis que el programa puede realizar son variados, como simulaciones, análisis de tendencias en el mercado, proyecciones de ventas, análisis comparativos entre periodos, indicadores de productividad, seguimiento estratégico e incluso análisis de puntos y periodos críticos. Toda esta información es de gran utilidad para la empresa y aquellos que toman las decisiones.

Por supuesto, las ventajas más obvias con el uso de esta herramienta son la agilidad en los procesos de captura, procesamiento y búsqueda de información, la eliminación de controles manuales, la centralización de la información y el seguimiento y administración de las operaciones.

Como se puede ver, el business intelligence software es un sistema que ha facilitado en gran medida los procesos de administración de una empresa, ha aportado grandes beneficios que contribuyen al crecimiento y desarrollo de las organizaciones y sus funciones son útiles en diferentes niveles de las entidades, pero la mayor ventaja que ofrece es facilitar la toma de decisiones a niveles ejecutivos y la generación de estrategias, dos tareas que, sin lugar a dudas, son el punto de partida para que una empresa logre el éxito.

Publicaciones recientes

Deja un comentario


*