Elementos básicos para montar una sucursal: software punto de venta

Es un gusto para nosotros tener la oportunidad de compartir otra vez contigo un poco sobre los grandes temas relacionados con la gestión empresarial, especialmente en el caso de las Pymes. El día de hoy vamos a tocar un tema muy importante para aquellas empresas que se encuentran justo en procesos de expansión o de crecimiento.

Para las empresas con un alcance mucho más grande es sumamente importante tomarse el tiempo para diseñar con calma cómo va a funcionar cada una de las sucursales que van a manejar, esto para tener un mayor control de los productos y, por lo tanto, garantizar el éxito comercial de cada uno de los  establecimientos. Pero, sin duda para aquellos en expansión puede ser un poco complicado comenzar a hacerse cargo tanto del diseño visual como administrativo (por ejemplo, la implementación de software punto de venta) por primera vez. Es por eso que en el artículo del día de hoy vamos a explorar una serie de tips para hacer más amigable el proceso de implementación de puntos de venta.

Primero partamos por definir de qué hablamos cuando nos referimos a un punto de venta. Se trata de todas las sucursales a las que llega el producto terminado, listo para ser puesto en las manos del cliente. Estos básicamente están compuestos por los almacenes, el área de exhibición y las terminales de punto de venta o cajas, donde el cliente pagará por la mercancía, este último, será uno de los puntos cruciales para el buen funcionamiento de la misma.

  1. Estudio de mercado previo. Antes de establecer una nueva sucursal de tu empresa, aun tratándose de una instalación administrativa, producción o de oferta de un servicio, es importante estudiar el contexto del área en la que te vas a establecer y si hay una alta probabilidad de crecimiento en esa locación en particular. La zona no sólo debe ser una buena oportunidad comercial sino contar con todos los servicios necesarios para poder funcionar de manera eficiente y, por supuesto, que sea un lugar seguro para trabajar.

Otro de los aspectos a tomar en cuenta es el número de competencia alojado al derredor de la posible sucursal. Si somos una empresa que vende ropa para niños y alrededor de nosotros hay cuatro tiendas que ya ofertan lo mismo, tal vez no sea el mejor lugar para expandir nuestro negocio. Siempre que haya un buen estudio de mercado detrás de la apertura de una sucursal se podrá acercarse a la garantía del éxito comercial.

  1. Elección del personal adecuado. La atención al cliente es un elemento que no debe tomarse a la ligera, pues cada vez, los clientes se vuelven más conscientes de sus derechos como compradores y además ante la presencia de una diversidad de marcas que ofrecen lo mismo, se necesita crear una experiencia de venta, en donde el comprador se sienta motivado a ir a las tiendas y llevarse un producto.

Para este propósito, el personal de las tiendas es fundamental, por lo que tiene que estar altamente capacitado para atender a los visitantes, ofrecerles los artículos de temporada o que se encuentren en oferta. Una actitud abierta, gentil pero al mismo tiempo discreta y de servicio, serán las claves para un staff con el que los compradores se sientan cómodos.

  1. Sistemas de gestión administrativa. Para poder llevar a cabo la administración de nuestras sucursales sin registrar pérdidas a causa de una mala gestión, va a ser necesario contar con sistemas de inventarios y software punto de venta para poder llevar el control de cada una de las mercancías que entran y salen de la sucursal. Contar con el software punto de venta adecuado puede convertirse en una gran alternativa pues, al tener todo automatizado, los procesos de administración se agilizan y la mercancía pueden fluir sin ningún problema, manteniendo la oferta y la demanda trabajando de manera cíclica y perfecta.
  2. Una estrategia de marketing. Vivimos una época en donde la imagen pública se ha convertido en una manera de negocio y la manera en cómo lucimos o hacemos algunas cosas frente a un público pueden potenciar el impacto de una marca. Por lo tanto, las marcas y empresas que quieren tener éxito dentro de estos nuevos modelos de mercado deben ser abiertas y al mismo tiempo prestar una atención personalizada. Esto mismo se aplica para los métodos de mercadeo.

Los clientes se sienten más involucrados con una marca que desarrolla una personalidad. No se trata pues, de establecer una misión y unos valores que se registran en papel, sino también llevarlos a cabo en acciones concretas que sean percibidas por el público en general y creen la suficiente empatía como para mantenerse interesado tanto en los productos como en los servicios que ofrecen.

Es importante que todos elementos sean tomados en cuenta no sólo al momento de iniciar la preparación de una nueva sucursal, sino durante todo el tiempo que esta se encuentre en activo, pues de cierta forma son los pilares que mantendrán a la sucursal funcionando sin ningún problema. También hay que tomar en cuenta estrategias que evalúen el funcionamiento de las mismas y que estas puedan intercambiarse o mejorarse, pero nunca perder la atención o el seguimiento de los mismos. Por ejemplo, si el software punto de venta de una sucursal está resultando obsoleto es importante cambiarlo de manera inmediata. Sólo de esta manera no detendremos la cadena de producción y por consiguiente la sucursal estará presentando resultado de manera constante.

Publicaciones recientes

Deja un comentario


*