Sistemas que se dedican principalmente a ofrecer información relativa a la obtención del costo final del producto terminado así como los requerimientos de materiales asociados a este. En la mayoría de los sistemas se tiene la funcionalidad o la capacidad de tener el control del producto terminado ya sea por lotes o por números de serie, ya que en el caso de alimentos o equipos (por citar un par de ejemplos) es indispensable la identificación del grupo de productos terminados y de forma única respectivamente.

Los procesos de los sistemas de manufactura inician con la definición de una lista de materiales que se refiere a todos los componentes necesarios para la fabricación de un nuevo producto. En dicho listado también pueden venir incluidos requerimientos no tangibles como pueden ser las horas que invierte una persona en la manufactura o bien el tiempo de máquinas requerido.

En otras palabras, una lista de materiales no siempre está compuesta por materias primas. No todos los sistemas de manufactura soportan el uso de cargos indirectos por lo que es importante determinar qué tan importante podría llegar a ser el no tener la capacidad de incluir cargos indirectos.

Sistemas de manufactura-evolve-it

En principio, el que los sistemas de manufactura no puedan incluir cargos indirectos provoca que no tengamos un costeo tan preciso del producto final ya que se están dejando fuera costos como la mano de obra o el costo de electricidad que consume una máquina.

El dejar fuera este tipo de costos implica que si determinados un costo de 10 pesos y vendemos el producto en 15 pesos, pareciera que el margen bruto es de 5 pesos, pero como no está incluido el costo de la energía eléctrica seguramente el costo es mayor a los 15 pesos, pero ¿cuánto más?

¿Un peso?, ¿50 centavos?, no lo sabemos con precisión. Quizás tengamos que esperar a final de mes para determinar con precisión realmente cual fue el margen bruto de la producción de este producto terminado.

¿Pero qué pasa antes de llegar el final del mes? Si un cliente pide un descuento ¿cómo saber hasta donde podemos otorgar el descuento?, ¿hasta dónde es un negocio y hasta dónde deja de serlo? Esta es la importancia de poder tener un costeo en tiempo real que permita tomar decisiones en el momento en el que se necesitan.

Superando esta barrera del costeo si así fuere, los gerentes de manufactura se enfrentan al gran reto de la planeación. La planeación no incluye únicamente el poder determinar si se tienen los insumos para poder producir, sino también si se cuenta con los recursos humanos y de infraestructura para poder cumplir con los ciclos productivos en el momento que se requiere.

Algunos sistemas de manufactura vienen equipados con la capacidad de gestionar el inventario desde que se compra hasta que se vende pero la gran mayoría no tienen la capacidad de poder planear los recursos.

Con la planeación de los recursos nos referimos a tener la capacidad de determinar si se cuenta con los recursos humanos y de infraestructura para cumplir con determinada demanda. Quizás suene muy sencillo saber que si una máquina fabrica 100 productos por hora, la máquina tiene la capacidad de fabricar 800 productos al día y 16,000 productos al mes (suponiendo 20 días hábiles).

La realidad es que no es tan fácil. La infraestructura, llamémosle máquinas, requiere de tiempo de reposo, mantenimiento, limpieza, etc.. Los tiempos que implican todas estas actividades son costo así como tiempo, por lo que el poder tener el control de estos tiempos también es de suma importancia para la operación.

No tanto porque impacte al costo final, que aunque así lo es, se tiene que realizar una planeación certera para dar una correcta visibilidad sobre los tiempos de entrega en los procesos de comercialización. Algunos sistemas de manufactura tienen también la capacidad de planear sobre este tipo de recursos pero la visión comercial no se tiene de manera integrada lo que puede llevar a cuellos de botella o decisiones equivocadas.

Los procesos de manufactura no solo se relacionan con información o procesos de inventario, también tienen una estrecha relación con el área comercial, con el área de mantenimiento en caso de tener los recursos en casa o de compras en el caso de que se reciba el servicio o simplemente para el tema de reabastecimiento de materias primas.

El no poder tener una visión de 360 grados e integrada puede impedir reaccionar de forma rápida y adecuada ante los cambios del entorno. Con un ERP como SAP Business One se cuenta con una aplicación que integra todos los procesos relativos a la manufactura en un solo lugar. Integra los procesos de compras, inventarios, manufactura, planeación de compras, planeación de recursos y comercialización.

Ya sea manufactura contra pedido o manufactura contra stock, SAP Business One gestiona ambos procesos en tiempo real de tal forma que ante cualquier eventualidad se tiene el control del proceso de manufactura y de los impactos que tiene en otras áreas.

Si una máquina llegara a fallar intempestivamente, con SAP Business One se puede determinar el impacto en el tiempo de entrega de las órdenes de fabricación y volver a organizar los procesos productivos en función de la demanda o de la importancia de los pedidos considerando los inventarios de materias primas e incluso el impacto en el flujo de efectivo.

Es importante poder determinar lo más preciso el costo de un producto para conocer su rentabilidad. Pero es mucho más trascendental para el negocio poder cuantificar el impacto en la rentabilidad del negocio en el largo plazo el saber a qué cliente poder entregar en el momento necesario ante alguna eventualidad. Con SAP Business One todo esto es posible.

cita
Contáctanos

No estamos en todo momento. Pero usted puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Start typing and press Enter to search